Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘mis crónicas’ Category

El parte meteorológico anuncia la entrada de un frente frío, el ministerio del transporte informa la suspensión del transporte marítimo debido al mal tiempo, y en la Isla de la Juventud cientos de personas llaman a sus familiares, amigos, jefes… para decirles que están varados indefinidamente en este pedazo de Cuba.

Algunos logran escapar al maleficio que ahora resulta la insularidad, llenando las últimas capacidades de un vuelo de cubana. Otros mascullan los planes frustrados: turnos médicos, viajes dentro de la isla grande o fuera de ella, informes sin entregar, tareas sin cumplir, abrazos que dar… Y se resignan a la espera.

“Este viento es para tres días, hasta entonces no habrá barco”, comenta un hombre en una guagua. “A los que tenían pasaje en el catamarán los van sacar en los aviones. Hay que estar atentos a radio Caribe”, dice una mujer a otra en la calle.

La isla se ha vuelto casi una prisión para quienes necesitan salir. La isla los ha convertido en Robinsones, náufragos modernos con internet, con una ciudad a su disposición, cientos de gente a su alrededor y sin embargo, todavía náufragos.

“Eso es normal aquí”… Y la frase, lejos de animar, despierta preguntas en el foráneo: ¿cómo se vive en la incertidumbre? ¿cómo se acostumbra uno a los designios del mar?

Pero el sol sale y disipa las nubes, y a pesar del viento, la playa de arenas negras recibe a decenas de personas que ríen, bailan, juegan. Es domingo y la isla ha despertado despacio, como siempre. Y como siempre la gente va a sus asuntos.

Los extraños son fácilmente reconocibles. Los extraños miran al mar, en busca de un barco.

Read Full Post »

Visité Baracoa por primera vez hace ya más de 11 años, cuando tuve que viajar desde Santiago de Cuba a esa ciudad para dar clases de Comunicación Social a los estudiantes de la Escuela de Trabajadores Sociales.

Entonces yo estaba en cuarto año de la carrera y tenía 20 años, pero miré la ciudad con los ojos de la responsabilidad que me había llevado allí; de modo que no reparé mucho en ella, sino que me concentré en las casas de mis alumnos, los lugares donde estudiaban… Más allá del encanto indiscutible de la carretera que une a Guantánamo con la Primada de Cuba, y sus paisajes que van desde los colores de la sequía, el azul del mar, hasta el verdor de los bosques de montaña; más allá de la fascinación de quien se enfrenta por primera vez a la imponente Farola y sus pinos y manantiales; mis ojos no descubrieron nada.

Quizás por eso, cuando me preguntan, a veces la memoria me traiciona y digo que conocí Baracoa un año después, cuando llegué hasta allá con un grupo de locos amigos. (más…)

Read Full Post »

Llegué tarde. De los 45 minutos que parece haber durado la función, solo alcancé a ver unos veinte. Fueron suficientes.
En el agua cobraban vida los personajes de esas historias míticas y cotidianas de Vietnam: el río lleno de peces y los pescadores en la búsqueda de su sustento y hasta dragones y unicornios.
Durante ese tiempo, alguna magia invisible me convirtió otra vez en una niña y bajo la calurosa carpa viajaba de la risa al asombro. Me preguntaba una y otra vez cómo era posible tanta coordinación de movimientos cuando aquellos ¿marioneteros? ni siquiera podían ver lo que hacían, pero aun así los muñecos bailaban, los unicornios jugaban a la pelota y la pareja de fénix danzaba como las aves en sus ritos de apareamientos, como si estuvieran realmente vivas.
Than Long se llama la compañía vietnamita de marionetas acuáticas que se presentó en la Habana, gracias a la cual, por unos instantes, viajé miles de kilómetros en la distancia y en el tiempo.

Fotos de Modesto Gutiérrez Cabo / AIN

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Read Full Post »

El encuentro

El almuerzo transcurría como casi todos los días de nuestra visita: en un ambiente de alegre camaradería con los vietnamitas, quienes son, a mi parecer, excelentes anfitriones.

La conversación se animaba con historias sobre Cuba y por momentos el intenso calor de aquel mediodía de julio hacía pensar que no estábamos al otro lado del mundo, sino en un ranchón bajo la sombra de árboles, a la orilla de cualquier playa de nuestro país.

Yo me disponía a probar –por primera vez– las almejas, cuando aquel hombre se acercó a nuestra mesa visiblemente feliz, con la intención de saludarnos.
“Qué bueno poder conocerlos. Cuba está en nuestro corazón”, tradujo para nosotros Américo, mientras el hombre nos daba un fuerte apretón de manos. (más…)

Read Full Post »

hoian39Visitar Hoi An fue como ir de Varadero a Trinidad. Veníamos de la hermosa Da Nang, una ciudad costera, y casi todo el trayecto fue observando playas y hoteles. A la derecha del camino estaban los talleres y exhibiciones de grandes figuras de piedra, talladas con formas de dragones y otros motivos que son comunes en las pagodas. Desde lejos incluso se veía lo que parecía ser una hermosa pagoda en medio de las montañas.

Pero nuestro destino era una ciudad antigua, un espacio en el que hoy coexisten la historia, la cultura, el comercio y el turismo. Hoi An me recordó Trinidad, aunque en realidad nada tienen que ver en arquitectura y muchas otras cosas. Supongo que fue por la estrechez de las calles, porque te lleva de vuelta al pasado. (más…)

Read Full Post »

hochiminh

Cuando pusieron sobre mi pecho aquel pequeño sello, sentí que me quedaba demasiado grande. La vietnamita que me lo dio nunca me había visto y por supuesto que no me lo estaba dando porque me lo mereciera. Era más bien un acto de amistad y protocolo, pero igual a mí me parecía que aquella imagen de Ho Chi Minh era demasiado para alguien que había entrado a ese lugar en cierto modo como turista. (más…)

Read Full Post »

Y claro que la parada del P-15 no es mi lugar ideal para esperar el año nuevo, menos bajo la lluvia, pero qué se le puede hacer cuando vives en Guanabacoa y tienes una madre caprichosa que quiere regresar a toda costa.

No importa si has pasado un día excelente con familia y con amigos, en realidad es casi un sacrilegio contar que cuando el reloj dio las 12 y puso fin al hechizo de cenicienta y al 2013, mi mamá y yo nos pelábamos los ojos mirando en la distancia para ver si alcanzábamos a distinguir la silueta del P-15 rodando por Carlos III. (más…)

Read Full Post »

Older Posts »

Cubadesnuda

“El carácter, como la fotografía, se revela en la oscuridad”. Yousuf Karsh

Kminando sin kmino

Blog personal de un ingeniero informático cubano, acá mis cavilaciones en lo que camino, yo no me fui, yo me alejé un poquito.

Radares mirando al Sur

Comentarios sobre el mundo de los radares meteorológicos

Lente de Aumento

...para mirar Cuba por dentro.

Tintineos

"Pero los ojos son ciegos. Hay que buscar con el corazón."

elskramujo

Yo vivo de preguntar, saber no puede ser lujo

micubaneo

Yo he preferido hablar de cosas imposibles porque de lo posible se sabe demasiado

Soy la Isla

Desde el orgullo de ser única desanda los mares mi Isla ... con ella yo

Esquina Caliente

Un espacio de análisis y debate en torno al deporte y la sociedad

Desde este lado de la Isla

De Guantánamo al Mundo

Desnuda y con sombrilla

...tú vestido pero con calor

Rumbos, utopías y esperanza

Espacio para compartir experiencias, conocimientos y ayudar a difundir la verdad de Cuba.

gelenporcuba

donde 2x1=AMOR

westerncongri.wordpress.com/

Western Congrí. Blog personal de Ariel Montenegro

Mi Iglú Tropical

porque en mi tierra todo es posible

MundoDelSur

Un blog que mira al mundo en desarrollo

para Mirarnos

Un blog sobre las relaciones Cuba-Estados Unidos

Oasis de isa

Una pinareña que cronica la realidad de su tierra

Hablar contigo de mi

... para contarte en primera persona lo que a otros les digo en tercera.

Jóvenes por los 5

Por la verdad y contra la injusticia

4th Annual "5 Days for the Cuban 5"

Join the International Committee for the Freedom of the Cuban 5 in Washington, D.C., SEPTEMBER 2015

Pamelas

...de alas bien anchas

paquitoeldeCuba

Just another WordPress.com weblog

Yo Me Mi... pero Contigo

Conversemos en primera persona... de ti, de mí, de Cuba