Feeds:
Entradas
Comentarios

Memoria

WP_20170725_00225 de julio. Siete de la mañana.

Las calles de la ciudad se despiertan de a poco o duermen; como los domingos, o como los días feriados, que es el caso.

Sobre la cerca del jardín de un edificio, un hombre termina de colgar una bandera cubana. Me detengo. Me gusta el conjunto que forma con la del 26 de Julio y la imagen de Fidel, y le pido permiso al hombre para tomar una foto.

Él asiente. Yo doy unos pasos hacia atrás para tener un mejor ángulo. Acciono el obturador, reviso la fotografía y me dispongo a irme cuando me detiene la pregunta:

–¿Sabes por qué es todo esto?

Por un segundo creo que el hombre me ha confundido con alguien de otro país y, con una sonrisa, le digo que sé que se espera el 26 de Julio.

El hombre deja la limpieza que realizaba y me señala una pared del edificio.

–Por el 26 del Julio y por eso. A ese muchachito la tiranía lo mató y lo dejó muerto aquí mismo. Ahorita vienen sus familiares, los que le quedan, siempre vienen.

El hombre dio la espalda, y yo por primera vez reparé en la tarja que hay en la pared.

Se llamaba Alfredo Sánchez Martínez. Lo mataron el 26 de julio de 1958 y no había cumplido los 23 años.

WP_20170725_003

Anuncios
Hombre dormido y mujer sentada. Pablo Picasso

Hombre dormido y mujer sentada. Pablo Picasso

Él duerme y ella juega a cuidar su sueño.

Juega, digo yo, porque en realidad lo que le gustaría es despertarlo.

Despertarlo y llenarlo de besos y caricias que le roben esa pesadez a sus ojos; despertarlo y que no haya descanso para el cuerpo.

Cuidar su sueño es entonces el juego que la ayuda a alejar esos deseos, a olvidar el tiempo que falta para que amanezca.

Y la distancia.

Hay una distancia enorme entre alguien que duerme y alguien que está en vela, porque quien duerme se marcha a otro mundo por breves instantes; un mundo inventado con fragmentos de pasado, con pasajes de futuro, un mundo hecho de sí mismo y de las más impensables fantasías. Un mundo impenetrable para quien está despierto y se pregunta, mientras mira el rostro sereno que duerme, con qué o con quién estará soñando.

Él duerme y ella solo desea que pasen las horas. Que él despierte. Y que comience, al fin, la vida.

Porque lo he vivido y sé lo que se siente, y porque está escrito de un modo inmejorable, aquí les comparto este post de Giselle Morales.

Cuba profunda

Para cuando mi mamá cumplió mi edad, ya yo tenía nueve años. Esa cuenta de aritmética elemental me ha dejado pensando y no precisamente en que me ha agarrado tarde para tener mis propios hijos, porque en definitiva la planificación familiar y el empoderamiento de la mujer para algo existen; sino en la relatividad de la percepción: cuando yo tenía nueve años, me figuraba que a los 33 mis padres eran personas viejísimas.

Quiero creer que fue eso, un error de apreciación, lo que provocó la escena costumbrista que aún me da vueltas en la cabeza.

Sube el telón y aparecen dos muchachos al borde de los 20 años que conversaban animadamente recostados a la fachada de una cafetería. Baja el telón.

Sube el telón y viene Gisselle caminando por la acera, pensando de seguro en la rutina laboral que está a punto de morderle una canilla; con su saya…

Ver la entrada original 276 palabras más

Cuba existe también en la blogosfera. Es el testimonio cotidiano y el pensamiento libre de una nación y de un pueblo en toda su variopinta cultura de resistencia y de vida. Justamente por ese patriotismo que nos identifica como comunidad, es que denunciamos las recientes declaraciones del presidente de los Estados Unidos por ofensivas e insultantes con nuestro pueblo. Trump  frena, retrocede, se descoloca en la historia,  asume la peor de las posiciones y lo hace rodeado de sujetos con un amplio prontuario criminal.

Los blogueros cubanos que suscribimos esta declaración, así como en su momento seguimos y animamos el acercamiento entre las dos naciones, a pesar de sus diferencias,  rechazamos la vuelta al discurso ofensivo y la política de las cavernas, tantas veces  derrotada;  reprobamos toda intención de fuerza contra la Isla, al tiempo que descalificamos a terroristas y políticos tramposos como interlocutores válidos para los cubanos.

El presidente Trump ha de saber que su mandato no se extiende a Cuba y  sus ofensas  en el show de la “era del hielo” solo sirven para reforzar el sentimiento antiimperialista, como una razón más de unidad.

El trazo del camino seguido, y las cualidades de la rueda que le transita, son legítimos por la génesis popular que le dio vida, sin presión de ningún tipo, forjada desde el pueblo al que pertenecemos, y al cual se debe nuestro relato- sorprendente e impetuoso- de la vida tenaz en esta tierra, que lucha día a día por una sociedad y un mundo mejor.

Quienes deseen sumarse a esta declaración lo pueden hacer a través de las diversas plataformas de Redes Sociales donde ha sido publicada, o reblogueándola en sus páginas personales.

Identidad

Hace unos días, frente a los funcionarios del carné de identidad, descubrí que soy un caso de estudio para ellos.

Nací en una ciudad que cambió de nombre, en un país que ya no existe. Viví la mayor parte de mi vida en Holguín, aunque mis raíces familiares están en Bayamo. Santiago de Cuba me robó el corazón y en Matanzas, donde tengo la dirección oficial, visito con frecuencia a mi padre y hermanos pequeños.

En La Habana tuve dirección temporal de un lugar aunque vivía en otro, pero creo que aun cuando finalmente los papeles digan que oficialmente vivo aquí, jamás voy a considerarme de esta ciudad, o por lo menos a identificarme con ese símbolo que es Industriales.

Dicen los funcionarios que soy un serio caso de identidad, y yo digo que no, que es solo en documentos. Nací cubana, no importa dónde, y eso es suficiente.

En el umbral

Dicen que algunos escuchan voces malignas que les susurran al oído. Dicen que se trata de cobardes. Dicen, que por el pecado cometido, sus almas nunca encontrarán la redención y por tanto el paraíso.

Y yo que conozco la belleza que habitaba su alma, me rehúso a pensarlo cobarde, maligno o condenado. Si condenado está él, condenados entonces nosotros, quienes le amamos y aun así no encontramos su mano a tiempo.

Sentados al borde de ese umbral infranqueable, a veces, quienes lo amamos solo precisamos entender la determinación que le llevó a emprender ese camino definitivo que es la muerte. Seguir leyendo »

El parte meteorológico anuncia la entrada de un frente frío, el ministerio del transporte informa la suspensión del transporte marítimo debido al mal tiempo, y en la Isla de la Juventud cientos de personas llaman a sus familiares, amigos, jefes… para decirles que están varados indefinidamente en este pedazo de Cuba.

Algunos logran escapar al maleficio que ahora resulta la insularidad, llenando las últimas capacidades de un vuelo de cubana. Otros mascullan los planes frustrados: turnos médicos, viajes dentro de la isla grande o fuera de ella, informes sin entregar, tareas sin cumplir, abrazos que dar… Y se resignan a la espera.

“Este viento es para tres días, hasta entonces no habrá barco”, comenta un hombre en una guagua. “A los que tenían pasaje en el catamarán los van sacar en los aviones. Hay que estar atentos a radio Caribe”, dice una mujer a otra en la calle.

La isla se ha vuelto casi una prisión para quienes necesitan salir. La isla los ha convertido en Robinsones, náufragos modernos con internet, con una ciudad a su disposición, cientos de gente a su alrededor y sin embargo, todavía náufragos.

“Eso es normal aquí”… Y la frase, lejos de animar, despierta preguntas en el foráneo: ¿cómo se vive en la incertidumbre? ¿cómo se acostumbra uno a los designios del mar?

Pero el sol sale y disipa las nubes, y a pesar del viento, la playa de arenas negras recibe a decenas de personas que ríen, bailan, juegan. Es domingo y la isla ha despertado despacio, como siempre. Y como siempre la gente va a sus asuntos.

Los extraños son fácilmente reconocibles. Los extraños miran al mar, en busca de un barco.

Cubadesnuda

“El carácter, como la fotografía, se revela en la oscuridad”. Yousuf Karsh

Kminando sin kmino

Blog personal de un ingeniero informático cubano, acá mis cavilaciones en lo que camino, yo no me fui, yo me alejé un poquito.

Radares mirando al Sur

Comentarios sobre el mundo de los radares meteorológicos

Lente de Aumento

...para mirar Cuba por dentro.

Tintineos

"Pero los ojos son ciegos. Hay que buscar con el corazón."

elskramujo

Yo vivo de preguntar, saber no puede ser lujo

micubaneo

Yo he preferido hablar de cosas imposibles porque de lo posible se sabe demasiado

Soy la Isla

Desde el orgullo de ser única desanda los mares mi Isla ... con ella yo

Esquina Caliente

Un espacio de análisis y debate en torno al deporte y la sociedad

Desde este lado de la Isla

De Guantánamo al Mundo

Desnuda y con sombrilla

...tú vestido pero con calor

Rumbos, utopías y esperanza

Espacio para compartir experiencias, conocimientos y ayudar a difundir la verdad de Cuba.

gelenporcuba

donde 2x1=AMOR

westerncongri.wordpress.com/

Western Congrí. Blog personal de Ariel Montenegro

Mi Iglú Tropical

porque en mi tierra todo es posible

MundoDelSur

Un blog que mira al mundo en desarrollo

para Mirarnos

Un blog sobre las relaciones Cuba-Estados Unidos

Oasis de isa

Una pinareña que cronica la realidad de su tierra

Hablar contigo de mi

... para contarte en primera persona lo que a otros les digo en tercera.

Jóvenes por los 5

Por la verdad y contra la injusticia

4th Annual "5 Days for the Cuban 5"

Join the International Committee for the Freedom of the Cuban 5 in Washington, D.C., SEPTEMBER 2015

Pamelas

...de alas bien anchas

paquitoeldeCuba

Just another WordPress.com weblog

Yo Me Mi... pero Contigo

Conversemos en primera persona... de ti, de mí, de Cuba